Macià Batle Bodegas

Vinos de Mallorca - Santa María

 
 

Desde 1856 en las Bodegas Macià Batle (Santa Maria - DO Binissalem Mallorca) , los vinos nacen de una pasión, y hoy, más que nunca. Una nueva generación de viticultores y enólogos acompaña su elaboración con la exigencia de crear, a partir de escogidas vides tradicionales mallorquinas, unos vinos modernos de la mejor calidad.

Exquisitos vinos con cuerpo y alma que están a la altura de una prueba al más alto nivel internacional, mimados por 300 dias de sol al año.a tradición vinícola en la isla comenzó con la llegada de los romanos en el año 123 a.C y ha llegado hasta nuestros días. Las cientos de hectáreas dedicadas hoy al viñedo de uva autóctona avalan el buen hacer de los viticultores mallorquines. Una cifra que continuamente aumenta, al igual que el número de caldos que se destinan a vinos de nueva generación y a bodegas mallorquinas con denominación de origen. Casi todas ellas incluyen variedades propias como son el moll o prensal para los vinos blancos y el manto negro, callet y fogoneu en los tintos.

La región vinícola más conocida corresponde a la de la D.O. Binissalem, comprendida por los municipios de Binissalem, Consell, Santa Maria del Camí (donde se ubican las Bodegas Macià Batle), Santa Eugènia y Sencelles. Un lugar cuyas tierras ya producían buenas cosechas de uva autóctona hace más de cinco siglos y que garantiza unos caldos que destacan por su buen sabor, profundo color y especial aroma.

Esta comarca se encuentra protegida de los fríos vientos septentrionales por la Sierra de Tramuntana lo cual origina un microclima de carácter benigno. El clima mediterráneo es suave, con veranos secos, largos y calurosos, inviernos cortos y primaveras y otoños ligeramente lluviosos. El terreno es rico en calcio, llano o ligeramente ondulado dando lugar a suelos pardos o pardos-calizos. El relieve es suave y las cepas se sitúan entre los 75 y 200 metros sobre el nivel del mar.

Todo ello hace de Mallorca una singular región vitícola, cuyos vinos ofrecen todas las peculiaridades derivadas de su insularidad, su climatología, sus variedades y su "terroir". Unos vinos de obligada cata para cualquier inquieto y exigente paladar.

BODEGAS DE MALLORCA

bodegas

Macia  Batle